El delito de incendio queda consumado tan pronto el fuego pasa del medio incendiario al objeto que se desea prender. Es patente que el  delito de incendio quedó consumado. Solo cabe imaginar formas imperfectas en relación al tipo agravado cuando la acción idónea para producir peligro a la integridad física o vida no provoca ese riesgo por causas ajenas a la voluntad del autor del delito de incendio en Málaga. Pero habiéndose prendido el fuego y no habiéndose aplicado el tipo del art. 351.1, al excluirse el riesgo par la vida o la integridad, es inviable la tentativa.

En lo atinente a la reconducción de los hechos a una falta de daños, podría tener razón el recurrente: la sentencia niega que exista prueba sobre el valor de los daños ocasionados por el fuego, pero parte de un entendimiento a tenor del cual todo daño causado mediante incendio merecería la pena del art. 266 CP, con independencia de su alcance, por mor de la remisión efectuada por el art. 351.2 del Código Penal.

No puede aceptarse esa exégesis. El reenvío al art. 266 no es meramente penológico sino también material, por lo que han de cubrirse todos los requisitos del art. 266 que a su vez ha de integrarse con el tipo básico de daños del art. 263: daños en propiedad ajena por valor superior a 400 euros.

Pese a ello, según nuestros Abogados  delito de incendio en Málaga no puede acogerse en este punto la oculta impugnación del recurrente en la medida en que el segundo motivo del recurso del Fiscal lo impide.

En efecto el Fiscal, saliendo al paso de esa eventual objeción, ha articulado un segundo motivo apoyándose en el art. 849.2o LECrim para alterar un dato fáctico de la sentencia: pretende adicionar con la base de los informes periciales obrantes al folio 147 de la causa y 67 a 85 del rollo de la Sala que los daños ocasionados rebasaron la cuantía de cuatrocientos euros. Ambos informes periciales, cuyas conclusiones ha ignorado sin razonamiento alguno el Tribunal a quo, abocan a esa afirmación.

 

El Fiscal ha entablado ese segundo motivo de forma cautelar pues a la vista de la calificación de la sentencia carecía de gravamen en ese punto. Pero justifica su actuación ante la eventualidad de un recurso del acusado, como efectivamente ha sucedido, aunque hay que insistir que en esta cuestión, como en casi todas, es poco explícito. Podría igualmente el Fiscal haberse adherido al recurso del acusado de acuerdo con la más reciente jurisprudencia que viene admitiendo ese tipo de adhesiones o recursos supeditados también en casación. Pero la naturaleza del motivo (art. 849.2o que exige una preparación específica) hacía muy aconsejable la estrategia elegida por el Fiscal.

Así las cosas y en este escenario, según nuestros Abogados  delito de incendio la forma implícita, escondida y casi camuflada no abierta en que el recurrente efectúa esta petición y la prosperabilidad del segundo motivo del recurso del Fiscal, supeditado a la eventual alegación de tal extremo por el acusado, conducen a rechazar ambos motivos pues carecerían de toda relevancia práctica. Uno neutraliza el otro. La relevancia de lo que en el recurso del acusado queda solo insinuado, ha sido bloqueada por un cautelar motivo contenido en el recurso del Fiscal. La renuncia a las indemnizaciones hace intrascendente la cuantificación de los daños; y la tipificación y penalidad permanecerían inalteradas de estimarse de consuno ambos motivos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Abogados Delito Incendio Málaga, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!