Contar con el asesoramiento de nuestros Abogados delito de pornografía infantil en Antequera es contar con la experiencia de más de 18 años en el ámbito penal. Una de nuestras recomendaciones básicas es que un especialistas en delito de pornografía infantil debe hacerse cargo de la defensa del investigado cuanto antes para evitar indefensión. 

Los cuerpos de Seguridad del Estado señalan que el consumidor de pornografía infantil no responde a un perfil determinado. Prácticamente en su totalidad son hombres, en su mayoría jóvenes o adultos menores de 50 años (aunque también hay casos de adolescentes y mayores de 50 años), con cualquier grado de nivel cultural (desde elemental hasta universitario), y cualquier actividad laboral (desde docentes, miembros de las FCS, estudian­ tes, etc.). Su nivel de conocimiento informático generalmente es a nivel de usuario, raramente se hallan auténticos “hackers”.

A la hora de interpretar el concepto de material pornográfico infantil deben manejarse los informes explicativos de los Convenios de Budapest y de Lanzarote, para los que las conductas sexualmente explícitas deben abarcar al menos los siguientes actos reales o simulados: a) relaciones sexuales, incluyendo genital-genital, oral-genital, anal-genital o oral-anal entre niños o entre un adulto y un niño, del mismo o de distintos sexos b) bestialismo c) masturbación d) abusos sádicos o masoquistas en un contexto sexual o e) exhibición lasciva de genitales o del área púbica de un niño. No es relevante si la conducta representada es real o simulada. Cuente con la experiencia de nuestros Abogados delito de pornografía infantil en Antequera.

De los datos recogidos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado respecto del delito de pornografía infantil, se deduce haberse producido un gran incremento en el número de delitos investigados relacionados con la ex­plotación sexual infantil, hasta el punto de multiplicarse casi, por 3 en un periodo de cuatro años. Este incremento pone de relieve el desarrollo de re­cursos humanos y técnicos con el que se está persiguiendo estos delitos y la eficacia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, que se han dotado de grupos especializados para perseguir la delincuencia informática, y concretamente la pornografía infantil, como los ciberagentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han incrementado en más de un 200% el número de delitos investigados relacionados con tenencia y distribución de porno­ grafía infantil en los últimos 4 años. En ello ha influido, entre otras cuestio­ nes, la especial dedicación de estos ciberagentes, el cambio legislativo que condena la tenencia, la expansión de Internet y la concienciación social.

La explotación y el abuso sexual infantil constituyen una violación de los cuatro principios generales de la Convención de los derechos del niño y la niña, ya que ponen en peligro la supervivencia y el desarrollo de los niños y niñas; refuerzan la discriminación; niegan a la infancia toda participación significativa en asuntos que le afectan; y definitivamente van contra el inte­rés superior del niño.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!