A la vista de la doctrina jurisprudencial oportunamente estudiada por nuestros Abogados Penalistas Málaga al respecto del tipo penal de resistencia a la Autoridad resultaría que los tipos penales citados en una relación gradatoria de mayor a menor gravedad serían los siguientes:

  • a) Art. 550: resistencia activa grave.
  • b) Art. 556: resistencia pasiva grave y resistencia activa no grave o simple.
  • c) Art. 634: resistencia pasiva leve.

Proyectando tales referencias al caso que nos ocupa conforme al delito de resistencia a la autoridad en Málaga, el relato probatorio excluiría claramente el delito de atentado, por el que era acusado por el Mo Fiscal y los dos agentes policiales en funciones de acusación. Los empujones, aunque se califiquen de resistencia activa es claro que carecen de gravedad, y en cualquier caso no fue consecuencia de la iniciativa del ciudadano particular, sino de la orden que emitieron los agentes, a cuyo cumplimiento aquél se resistía, todo ello dentro del ámbito del delito de resistencia a la autoridad.

Todavía quedaría en la duda la determinación de la línea divisoria entre el delito del art. 556 resistencia pasiva grave o activa simple de la resistencia y desobediencia leve. Sobre este particular una jurisprudencia tradicional de este Tribunal viene apuntando los siguientes criterios, que pretenden establecer tal línea divisoria, tenue y sutil, señalando como los que deben determinar la calificación del delito de resistencia a la autoridad, entre otros:

  1. a) La reiterada y manifiesta oposición al cumplimiento de la orden legítima, emanada de la autoridad y los agentes.
  2. b) Grave actitud de rebeldía.
  3. c) Persistencia en la negativa, esto es, en el cumplimiento voluntario del mandato.
  4. d) La contumaz y recalcitrante negativa a cumplir con la orden.

Trasladando los criterios expuestos, señalan nuestros Abogados delito de resistencia a la autoridad en Málaga y partiendo del relato probatorio, complementado y desarrollado en la fundamentación jurídica, se comprueba que la negativa del acusado fue rotunda y contumaz. Los agentes le explicaron una y otra vez las consecuencias de su actitud desobediente, delito de alcoholemia en Málaga. Se ordenó la búsqueda de otro alcoholímetro, y en todo momento persistía y reiteraba su absoluta e inmodificable voluntad de incumplir la orden, pero además lo hizo en tono violento, insultando, amenazando y dando empujones a los agentes.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!