Llevamos más de 20 años defendiendo expedientes por delito de tráfico de drogas en toda España y son cientos los expedientes que nuestros Abogados delito de tráfico de drogas en Algeciras que han sacado adelante con el visto bueno de los clientes.

Ganar un expediente relativo al un detenido por delito contra la salud pública en Algeciras supone en ocasiones que el cliente tenga que admitir una serie de hechos en beneficio de la aplicación de todos los beneficios que el Código Penal establece.

Los expedientes por delito de tráfico de drogas en Algeciras por venta en establecimiento.

Un establecimiento público encuentra su explicación en la mayor facilidad que para la comisión de este delito su ofrecimiento en establecimiento abierto al público pues sus autores, parapetados en la apariencia de legalidad que da la normal explotación de un negocio, ponen tal ventaja al servicio de su ilícito negocio facilitando las ventas de manera indiscriminada a todo aquel que quiera adquirirlos, lo que supone un plus de impunidad que justifica el plus de punibilidad.

En el presente caso no se está ante una venta esporádica en el locutorio sino que el locutorio ha sido puesto al servicio del tráfico de drogas, lo que se acredita por la numerosa “clientela” que está acreditado por las vigilancias policiales previas y el hecho de ir una persona a comprar hachís mientras se llevaba a cabo el registro, así como el lugar donde estaba el hachís, parte en el interior de una de las cabinas que tenía el cartel de “no funciona”.

Abogado delito tráfico drogas Coín

Por lo que se refiere a la no aplicación del tipo privilegiado del párrafo 2o del art. 368 Cpenal, señalan nuestros Abogados delito de tráfico de drogas en Algeciras , es patente la incompatibilidad conceptual de aplicar tal tipo privilegiado cuando se aplica el subtipo de venta en establecimiento público precisamente porque tal subtipo exige una cierta habitualidad como ya se ha dicho y no una mera venta episódica.

 

El delito de tráfico de drogas en Algeciras previsto en el art. 368 del CP

Que se trata de un tipo penal desmesuradamente amplio, abierto, que llega a abarcar el ciclo de la droga en todas sus facetas, que empieza con los actos de cultivo y termina con la posesión con fines de difusión. De ahí que su configuración como delito de peligro abstracto, no de resultado, dificulte sobremanera la apreciación del delito en grado de tentativa, en la medida en que constituye un delito de mera actividad, en el que es difícil admitir la inejecución del resultado propuesto, porque en el tipo básico de tráfico de drogas establecido en el art. 368 del CP, la mera posesión de la sustancia tóxica implica comisión del delito, y porque es difícil que cualquier acción dirigida a acercar el estupefaciente al consumidor no pueda subsumirse en alguno de los verbos generales de «promover», «facilitar» o «favorecer» el consumo de sustancias tóxicas, previsto en el tipo penal; habiendo entendido esta Sala que siempre que, aún sin alcanzarse una detentación material de la droga, se consigue una disponibilidad de la misma, que queda sujeta a la voluntad del adquirente, el delito queda perfeccionado.

La droga queda sujeta a la solicitud de los destinatarios, siendo indiferente que no se hubiese materializado una detentación física del producto. En la sentencia 1567/1994, 12 de septiembre, se pone de relieve que, al existir un pacto entre el remitente y el receptor es atribuible a éste la posesión mediata de la droga, sin que la interceptación del estupefaciente suponga óbice alguno para estimar que el destinatario del mismo ha realizado de forma completa el acto de tráfico.

Ha de matizarse la consideración de que se considere bastante para la exclusión de la consumación el dato de que el sujeto no llegue a tener disponibilidad efectiva de la droga intervenida, por ser detenido antes de hacerse cargo efectivo de la misma o justo en ese momento por agentes policiales ya apercibidos, en los supuestos de entregas vigiladas si tal exclusión no se hace acompañar con la exclusión también de integración en el plan conjunto que fue lo que hizo que en tal caso no se admitiera la mera tentativa. Igualmente se declara que por ello ha de matizarse la afirmación de que se considere bastante para la exclusión de la consumación el dato de que el sujeto no llegue a tener disponibilidad efectiva de la droga intervenida, por ser detenido antes de hacerse cargo efectivo de la misma o justo en ese momento por agentes policiales ya apercibidos, en los supuestos de entregas vigiladas.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!