Abogados para No entrar en la Cárcel

//Abogados para No entrar en la Cárcel

Abogados para No entrar en la Cárcel

La Suspensión de la Pena de Cárcel y la Sustitución

La denominada suspensión (remisión condicional) de la pena impuesta se puede aplicar cuando la pena impuesta no es superior a dos años, el penado es la primera vez que delinque y ha satisfecho la responsabilidad civil (art. 81 CP). En estos casos, la pena se suspende durante un plazo de tiempo, transcurrido el cual, si se han cumplido las condiciones que eventualmente pueden ser impuestas por el juez y que vienen recogidas en el art. 83 CP, queda extinguida. Si no se cumplen, la pena suspendida

tiene que ejecutarse. Un ejemplo sencillo. Si una persona es condenada por un delito de lesiones a la pena de 6 meses de prisión y el Juez acuerda por una resolución el día 1 de enero de 2012 que se suspende por un plazo de 5 años, la persona condenada no ingresará en prisión, pero el 1 de enero de 2017, el Juzgado comprobará si se han cumplido las condiciones impuesta (no delinquir y otras, en su caso –art. 83 CP-); si en ese plazo de tiempo comete un delito, pongamos como ejemplo, uno contra la seguridad del tráfico del art. 379 y se le condena a una pena de prisión de 3 a 6 meses o a una multa, al haber delinquido, tiene que cumplir la pena suspendida de 6 meses por el delito de lesiones; cinco años después de impuesta, además de la que corresponda al nuevo delito contra la seguridad del tráfico.

La literalidad del Código Penal despeja cualquier duda acerca del carácter imperativo de la sustitución de la pena. El legislador busca evitar la imposición de penas cortas de prisión que, según enseña la experiencia penitenciaria, suelen conllevar efectos perjudiciales añadidos al que es propio de toda restricción de libertad. (…) La posibilidad de sustitución después de la sentencia, mediante auto motivado y antes de iniciar la ejecución, se desprende del tenor literal del art. 88 del CP y ha sido expresamente confirmada por esta Sala en varias resoluciones, de las que la STS 249/2007, 6 de marzo, constituye un claro ejemplo».

La Clasificación de los internos en la Cárcel

Todas las personas penadas, sin causas preventivas, son cla- sificadas, como máximo, a los dos meses de recibirse en el Establecimiento, el Testimonio de Sentencia.

Ser clasificado supone la asignación de uno de los tres gra- dos que establece la ley y que implica “vivir” en la prisión en:

  • ●  Régimen cerrado (1.er grado)
  • ●  Régimen ordinario (2.o grado)
  • ●  Régimen abierto (3.er grado)

    El grado asignado determina un régimen de medidas de control y seguridad, más severas en el caso del primero, que se flexibilizan progresivamente, hasta alcanzar el ter- cero.

    En la determinación del grado se tienen en cuenta su perso- nalidad, su historial penitenciario individual, familiar, social y delictivo, la duración de la condena impuesta, así como otros factores establecidos en la legislación peniten- ciaria.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!
By | 2018-02-15T09:35:40+00:00 diciembre 26th, 2017|Noticias Rinber|0 Comments

About the Author:

×
En RINBER Abogados tenemos la solución a su Problema. Pregúntenos y un Abogado le contestará o bien llame al 627467043