Son muchos expedientes que nuestros Abogados delito de tráfico de drogas Málaga defienden y más si cabo por imputación de un delito de posesión de drogas.

El motivo no respeta el factum en el que existe un reparto de actuaciones entre ambos condenados: Francisco Javier materializa la venta del hachís en el locutorio que regenta, en tanto que José Manuel desarrolla funciones de vigilancia y control en el exterior para facilitar la normalidad de las ventas llevadas a cabo en el interior del locutorio, delito de posesión de drogas.

En tal reparto de roles, establecen nuestros Abogados delito de tráfico de drogas Málaga, es patente la condición de coautor del recurrente y no la de cómplice, porque su actividad está en el núcleo de la acción delictiva, en ocasiones nos encontramos con un delito de tráfico de drogas en grado de tentativa. La sentencia en el f.jdco. tercero rechaza la tesis de la complicidad. Se comparte tal decisión que es correcta.

«El recurrente maneja erróneamente en una interpretación pro domo sua el margen de error que suelen contener los informes periciales de análisis de las sustancias, situado habitualmente en un “más/menos 5%”. Es verdad que ese factor de corrección se ha de interpretar en favor del reo según la jurisprudencia de esta Sala (SSTS 413/2007, de 9 de mayo que cita a su vez las SSTS 217/2003 de 18 de febrero; 911/2003, de 23 de junio; y 570/2005, de 4 de mayo), abogados especialistas en tráfico de drogas en Málaga.

Pero ese margen de error, señalan nuestros Abogados delito posesión drogas Málaga, rectamente entendido, se refiere al porcentaje mismo de pureza, opera sobre él y no sobre el 100% de la sustancia. Es un margen de error referido directamente a la riqueza ya especificada y no al total. Esa es su correcta inteligencia y así ha tenido ocasión de precisarlo esta Sala saliendo al paso de una superficial aplicación sobre el tanto por ciento total. Así lo especificaba la STS 993/2011, de 11 de octubre: “Asimismo en el fundamento jurídico primero in fine aplica de forma correcta el posible margen de error del 5% que se advierte en dicho informe. Dicho margen lo es sobre el grado concreto de pureza resultante 82,7% -y no sobre el 100% como se pretende en el motivo restándolo de aquel grado- lo que supone una variación del 4,13% de dicho porcentaje, esto es el 78,57%, y una cantidad de cocaína pura de 764,48 gramos , cantidad significativamente semejante a la que resultaría de aplicar a los 804,67 gramos de cocaína pura (82,7% de 973 gramos) el margen de error del 5% (40,23 gramos): 764,44 gramos, y que excederían igualmente de aquel límite cuantitativo de los 750 gramos.

Habrá que reducir del tanto por ciento fijado pericialmente la cantidad resultante de multiplicar ese porcentaje por 0,05. Las SSTS 161/2010, de 25 de febrero y 136/2013, de 12 de febrero recuerdan esas pautas. Son muy consultadas las penas por tráfico de drogas en España.

En el presente caso si operamos en exclusiva con la droga entregada a Alma María, tendremos que la cantidad total ocupada teniendo en cuenta ese margen de error (5 % referido al 36,8 % que supone una disminución en 1,84) vendría representada por 0,15 gramos con una riqueza del 34,96 %, es decir 0,05244 gr. de cocaína, monto que está por encima de la cifra fijada como mínimo de dosis psicoactiva (0,05 gr).

No sobra completar estas estimaciones con reflexiones tomadas de algunos antecedentes jurisprudenciales que, por un lado, recuerdan las líneas maestras de esa doctrina; y, por otro, la enmarcan en términos adecuados enfatizando su excepcionalidad y que no se trata exclusivamente de una cuestión de rigidez cuantitativa o matemática, abogados delito narcotráfico a su servicio.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!