Art. 20.7 CP: “Está exento de responsabilidad criminal el que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo”:

– se incluyen como base para la exención de pena dos tipos de situaciones:
– aquellas en las que al realizar la conducta típica el sujeto actúa cumpliendo con un deber (que habrá de tener carácter jurídico)
– y aquellas en las que ejerce un derecho, oficio o cargo (los profesores reescriben esto: el que ejerce un derecho legítimo).

– la eximente por cumplimiento de un deber o por ejercicio legítimo de un derecho ya está incluida implícitamente en el ordenamiento jurídico

– pero dicen los profesores que resulta conveniente su declaración expresa, situándose así en una posición de cierre del ordenamiento jurídico, garantizando su unidad y coherencia

– como veremos, la aplicación de esta eximente tiene especial relevancia en el ámbito de la función pública, pero alcanza a numerosos sectores de la vida en sociedad
– ejemplo: Alfredo participa en una concentración no autorizada frente a la Embajada de Marruecos en Madrid. Alberto miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, se encuentra en el dispositivo de seguridad y con el objeto de disolver la concentración golpea a Alfredo con su porra reglamentaria causándole lesiones leves. Si Alberto actúa dentro de los parámetros de la causa de justificación del cumplimiento de un deber, actúa lícitamente

– ejemplo: Rogelio, policía nacional de servicio, observa como Catherine introduce la mano en el bolsillo trasero derecho del pantalón de Gloria y le extrae la cartera. Rogelio agarra fuertemente a Catherine pero ésta logra desasirse, comienza a correr, ante lo cual Rogelio la zancadillea, golpeándose Catherine contra un banco de granito. Como consecuencia de las lesiones producidas pierde un noventa por ciento de la visión del ojo izquierdo.

  1. a) Fundamento y naturaleza de la eximente de cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho.

El fundamento de esta eximente está basado en el principio del interés preponderante (se está protegiendo el interés de rango superior de los que se encuentran en juego); en la ponderación de intereses se ha de tener en cuenta el debido respeto a la dignidad humana.

Por otra parte, la opinión unánime de doctrina y jurisprudencia es que el cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho tiene naturaleza de causa de justificación: la conducta amparada por la eximente de cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo de un derecho será por tanto lícita (conforme al ordenamiento jurídico).

  1. b) Requisitos de la causa de justificación del cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho.

Esta eximente ampara actuaciones muy dispares, por lo que es difícil establecer requisitos comunes a todas las situaciones; no obstante, los profesores establecen los siguientes requisitos comunes.

Requisitos objetivos de la causa de justificación del cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho

– Situación de conflicto: concepto y clases
– es preciso que el sujeto esté obligado por un deber o amparado por un derecho y se dé una situación de conflicto (que supone la concurrencia de dos grupos de intereses distintos que no pueden ser atendidos simultáneamente)
– la efectiva existencia del deber cumplido o del derecho ejercido es un elemento esencial de la causa de justificación (si no concurre no se puede aplicar la eximente [ni completa ni incompleta])
– dicha situación puede presentar dos configuraciones:

– puede tratarse de la denominada colisión entre dos deberes (el de no llevar a cabo el comportamiento típico que lesiona o pone en peligro un bien jurídico y el de salvaguardar otro bien jurídico): en estos supuestos la realización de la acción típica supone el cumplimiento de un deber

– ejemplo: los dos casos anteriores
– pero también se puede tratarse de un conflicto entre un derecho y un deber (el derecho de llevar a cabo una determinada conducta y el deber de no llevar a cabo el comportamiento típico que lesiona o pone en peligro el bien jurídico)

– ejemplo: Pablo, boxeador amateur, en el marco de una competición provincial, propina un fuerte golpe en el mentón a su oponente, Lorien, que cae al suelo sin sentido. Trasladado Lorien al hospital se le diagnosticó una fuerte conmoción cerebral por lo que hubo de ser ingresado y no fue dado de alta hasta diecisiete días después.

– si el sujeto considera erróneamente que su actuación viene determinada por el cumplimiento de un deber o el ejercicio legítimo de un derecho (cuando en realidad tal deber o derecho no existen), estaremos ante un caso de cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo de un derecho putativos, que deberá ser tratado como un error de prohibición, vencible o invencible, en sede de culpabilidad.

– El interés salvaguardado ha de ser de igual o superior entidad que el lesionado
– se trata de un elemento no esencial de la causa de justificación: si no concurre se puede apreciar una eximente incompleta (y aplicar la atenuación de la pena derivada del art. 21.1 CP basada en una menor gravedad de lo injusto)
– esta causa de justificación se fundamenta en el interés preponderante, por lo tanto, la conducta es justificada siempre que el interés salvaguardado sea de mayor o igual rango que el lesionado

– ejemplo: Mario, miembro de los servicios de Protección del Ayuntamiento, es parte del operativo de seguridad de un concierto de rock. En un momento se produce una avalancha en las primeras filas. Al verse atrapados contra una valla, varios asistentes quedan tendidos en el suelo con aparentes signos de parada cardiaca. En este supuesto Mario cumplirá con su deber de asistencia atienda a la víctima que atienda, aunque ello, obviamente, suponga desatender a las demás.

– parte de la doctrina (y los profesores) dice que el rango de los deberes de omitir es mayor que el rango de los deberes de actuar, esto es, ante intereses iguales se deberá optar por la omisión

– ejemplo: Se suelen mencionar como ejemplos de preponderancia del deber de omisión sobre el de acción casos como el del testigo de Jehová al que se le trasfunde sangre o el del médico que solo puede salvar la vida de su paciente extirpándole un riñón a quien no ha dado su consentimiento. En ambos casos se trata de situaciones complejas en las que la determinación del interés más elevado no depende única ni principalmente del carácter activo u omisivo del comportamiento, sino en la concurrencia de otros elementos como el principio del debido respeto a la dignidad de la persona humana.

– Cumplimiento del deber o ejercicio del derecho de modo ajustado a su contenido
– es un elemento no esencial de la eximente
– la ejecución de la conducta típica amparada por la causa de justificación del cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo de un derecho debe ajustarse a las características de los mismos, es decir, se ha de verificar que la actuación del sujeto ha sido respetuosa con el contenido del deber o derecho alegado
– ejemplo de la carterista: Catherine cae al suelo sin hacerse mal alguno y Rogelio, para asegurar su detención, se abalanza sobre ella y con la porra le golpea repetidamente en la cabeza, causándole lesiones graves. Si se establece que ha habido un exceso en la actuación de Rogelio, se podrá plantear la aplicación de la correspondiente eximente incompleta del art. 21.1 CP.

El requisito subjetivo de la causa de justificación de cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho:

– igual que en el resto de causas de justificación, no basta con que concurran objetivamente los requisitos que hemos señalado hasta el momento

– además, el sujeto debe conocer la existencia del deber o derecho y debe actuar con voluntad de que está cumpliendo o ejerciendo legítimamente el mismo
– es posible que dicho elemento subjetivo venga acompañado por otro tipo de intenciones o ánimos

– el elemento subjetivo es un requisito esencial de la causa de justificación, por lo que si no concurre no podremos aplicar ni la eximente completa ni la incompleta.

  1. c) Consecuencias jurídicas de la aplicación de la causa de justificación del cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho.

La aplicación de la causa de justificación del cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho trae consigo la licitud de la conducta típica y la exclusión tanto de la responsabilidad penal como de la civil derivada del delito:

– el sujeto habrá actuado de un modo acorde al ordenamiento jurídico y el análisis jurídico penal habrá concluido
– las posibles responsabilidades civiles por daños a bienes de terceros no derivarán de la comisión de un delito (sino de los principios de enriquecimiento injusto y gestión de negocios ajenos).

  1. Aplicación práctica de la causa de justificación del cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho.
  2. a) El cumplimiento del deber por los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad en el ejercicio de sus funciones.

Por la naturaleza de su profesión, en ocasiones los miembros de estos cuerpos armados cometen conductas subsumibles en el tipo de lo injusto de delitos como los de homicidio, lesiones, detenciones ilegales, coacciones, daños, etc

– estas conductas típicas serán consideradas lícitas si concurre la causa de justificación del cumplimiento de un deber
– además, en algunos casos podrá ser aplicada la causa de justificación de legítima defensa.

Requisitos del cumplimiento del deber por los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad en el ejercicio de sus funciones

– han de concurrir los siguientes requisitos: situación de conflicto; interés amparado por la actuación que sea superior o igual que el finalmente lesionado; cumplimiento del deber de un modo acorde con su contenido; y todo ello deberá estar comprendido por un elemento subjetivo, la conciencia y voluntad de actuar en cumplimiento de un deber – veamos los límites del deber de actuación:

– el artículo 5 de la Ley Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el artículo 2 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales
– la actuación de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad habrá de ser acorde a la Constitución española y al resto del ordenamiento, y deberá estar presidida por los principios de necesidad, congruencia, oportunidad y proporcionalidad

– en concreto, el art. 15 CE que prohíbe la tortura y los tratos inhumanos o degradantes (por lo que en ningún caso podrán considerarse amparados por la causa de justificación del cumplimiento del deber)

Cumplimiento del deber y legítima defensa por los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad

– las situaciones en las que actúan los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad contienen frecuentemente (cuando hay agresión ilegítima) los requisitos de la legítima defensa propia o de terceros

– cuando actúa en legítima defensa está sometido al principio de la necesidad racional del medio empleado
– cuando actúa en el cumplimiento de un deber se restringen las posibilidades de actuación (debe combinar los principios de necesidad, oportunidad, congruencia y proporcionalidad)

– para determinar el ámbito de aplicación analicemos el art. 5.4 LOFCS:
Dedicación profesional: deberán llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la Ley y de la seguridad ciudadana”

– esta regulación abre a dos escenarios:
– aplicación de la causa de justificación de cumplimiento de un deber:

– cuando el policía (o un tercero) sufra una agresión ilegítima estando de servicio o con motivo del mismo:

– ejemplo: el de la carterista, porque Rogelio se encuentra de servicio
– cuando un tercero sufra una agresión ilegítima (no importa que el policía se halle o no de servicio), puesto que ha de intervenir siempre:

– ejemplo: Rogelio, policía nacional, que se encuentra fuera de servicio, observa como Catherine introduce la mano en el bolsillo trasero derecho del pantalón de Gloria y le extrae la cartera. Rogelio agarra fuertemente a Catherine pero ésta logra desasirse y comienza a correr, ante lo cual Rogelio la zancadillea, golpeándose Catherine contra un banco de granito. Como consecuencia de las lesiones producidas pierde un noventa por ciento de la visión del ojo izquierdo.

– en este caso, pese a encontrarse Rogelio fuera de servicio se le habrá de exigir los requisitos propios del cumplimiento de un deber

– aplicación de la causa de justificación de legítima defensa:
– únicamente será posible aplicar la causa de justificación de la legítima defensa cuando los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad sean objeto de una agresión ilegítima como particulares y por motivos particulares
– ejemplo: Rogelio, policía nacional, se encuentra fuera de servicio paseando con su marido, Cristofólogo, cuando es increpado por Javier que le recrimina su actitud cariñosa hacia su pareja. Tras un intercambio de insultos, Javier lanza un fuerte puñetazo contra Rogelio que, para defenderse, le golpea en la mandíbula causándole la rotura de la misma. En este supuesto, la conducta de Rogelio se encuentra amparada por la causa de justificación de la legítima defensa siempre que se den sus requisitos (puesto que la agresión se ha producido estando fuera de servicio y por motivos particulares).

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!