No son pocos los expedientes dónde nuestros Abogados delito de pornografía infantil en Málaga encuentran base razonable para obtener una SENTENCIA ABSOLUTORIA por esta acusación por no haber pruebas evidentes de la tenencia para distribución del material pornográfico infantil.

De entrada, nuestros Abogados delito de pornografía infantil en Málaga van dar una explicación nuestros de un supuesto en dónde conseguimos ganar gracias a la impugnación del material incautado a nuestro cliente.

El almacenamiento del material de Pornografía Infantil.

El argumento de que en ese CD se encontraba “…la fuente de toda la investigación”, exige algún matiz. Si por fuente entendemos el origen cronológico de las investigaciones, la afirmación puede ser compartida. En efecto, la información ofrecida por Microsoft era clave para asociar a los datos tecnológicos que obraban en su poder, la identificación de un determinado usuario. Pero la verdadera fuente probatoria, el genuino material incriminatorio sobre el que se sustenta la condena de Jorge Mxxxx Cxxxx, no está encerrado en el CD al que se refiere el recurrente, sino en el informe pericial acerca de la existencia, autenticidad y contenido s. Y este dictamen pericial fue objeto de debate, filtrado por el principio de contradicción en el plenario, habiendo aportado la defensa su propio perito informático para contradecir cuantas conclusiones técnicas aparecían allí proclamadas.

El CD ofrecido por el agente de policía en el momento de su declaración en el plenario, por sí solo, carecía de genuino significado incriminatorio. La información que en el mismo se contenía sólo era un punto de partida para obtener los datos electrónicos que, una vez contrastados con los obrantes en poder de las operadoras, permitieran obtener la identificación del usuario. No quiere con ello decirse que el proceso de obtención de esa información sea indiferente para el proceso penal. En el apartado A) de este mismo fundamento jurídico ya hemos apuntado la necesidad de integrar esa información, en apariencia limitada a una dimensión exclusivamente técnica, en el régimen jurídico de la legislación reguladora de la protección de datos. Desde este punto de vista, también hemos descartado supra cualquier vulneración que pudiera generar una exclusión probatoria (art. 11 LOPJ).

El material pornográfico infantil incautado genera indefensión.

En el ámbito de la indefensión que se habría generado por la imposibilidad de elaborar una contrapericia, tampoco la Sala puede identificarse con el criterio del recurrente. La información proporcionada por la empresa que gestiona el programa de mensajería utilizado por el acusado –en este caso, Microsoft- no subordina su validez al hecho de que un perito de la defensa constate la integridad de los datos ofrecidos. Ello no significa, claro es Abogados pornografía infantil en Málaga, que esa información goce de una presunción de autenticidad inatacable por cualquiera de las partes. Pero no podemos olvidar que ese CD no era sino la respuesta, en soporte digital, al requerimiento cursado por la policía española –con la debida autorización judicial- a la empresa Microsoft. Si lo que se quería cuestionar era la fiabilidad de la identificación de la dirección IP, en atención a la metodología con la que la empresa requerida obtuvo esos datos, ningún obstáculo existía para extender el informe pericial propuesto por la propia defensa a ese extremo y así desmontar la acusación por delito de pornografía infantil Málaga. La cesión de los datos obrantes en poder de Microsoft Corporation puede ser atacada pericialmente a partir de una discrepancia técnica en cuanto a los protocolos de identificación. Pero nada de eso se dice en el motivo. Es más, si la defensa hubiera querido transmitir alguna duda al Tribunal acerca de la integridad y exactitud de los datos ofrecidos por Microsoft, podía haberlo hecho a través de su propio perito y, lo que es más importante, sin necesidad de esperar a la sobrevenida aparición de un CD.

Sea como fuere, quien ahora alega, en el legítimo ejercicio de su derecho constitucional, indefensión por no haber podido practicar una contrapericia, no mantuvo ese mismo criterio en el desarrollo del juicio oral. Es más, se opuso a que ese CD, en el que, según sus palabras, se alojaba la fuente de la incriminación contra Jorge Mxxx, tuviera acceso a la causa. En efecto, la Sala ha leído, al amparo del art. 899 de la LECrim, el acta del juicio oral. En él puede leerse lo siguiente: “…en este acto por el M. Fiscal se manifiesta que el documento tan interesante para la defensa, lo tiene en su poder dicho testigo, y que conforme al art. 729.2 de la LECrim, en caso de que el Tribunal lo considere como documento que pueda ayudar a comprobar los hechos objeto del escrito de calificación de acusación, interesa que se aporte dicho documento al sumario” (sic). La letrada de la acusación particular se adhirió a ese criterio y la defensa hizo constar lo siguiente: “…se opone a lo manifestado por el Ministerio Fiscal. Es una prueba con la que no ha contado el Fiscal para calificar su escrito de acusación, y ayer se tenía que haber planteado presentar dicho documento. Aportarse el mismo tendría que pedir la suspensión y protesta, por considerar que es extemporánea su aportación en la fase de juicio que estamos. Produciría una indefensión a esta parte” (sic).

Como puede observarse, la indefensión se situaba entonces, por el ahora recurrente, en la posibilidad de que ese CD fuera incorporado a la causa. Una vez aportado, la indefensión se identifica con no haber tenido oportunidad de aportar una segunda pericia. El Tribunal a quo, una vez preguntado el testigo acerca del porqué de la existencia de ese CD y aclarado por el agente de policía que Microsoft siempre ofrece sus respuestas en ese formato y que los datos de conexión de las dos cuentas de correo fueron impresos, resolvió suspender la sesión durante el período de 30 minutos para que la defensa pudiera instruirse acerca de su contenido.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!